Desde el pasado 17 de marzo, el MEP cerró las aulas a causa de la pandemia y desde entonces, las personas que atienden el transporte de estudiantes, quedaron algunos sin ingresos y otros sin los pagos del Ministerio por el servicio. Foto: Cortesía RCP

Los transportistas de estudiantes de la Zona Norte tomaron las calles para reclamar por lo que consideran, falta de apoyo por parte del Gobierno, tras la suspensión del curso lectivo.

Desde el pasado 17 de marzo, el MEP cerró las aulas a causa de la pandemia y desde entonces, las personas que atienden el transporte de estudiantes, quedaron algunos sin ingresos y otros sin los pagos del Ministerio por el servicio.

Este último grupo aduce que el MEP sigue sin cancelarles lo pendiente de mayo.

ASOBUS, una agrupación que incluye a transportistas de la Zona Norte levanta la voz para clamar por ayuda.

«Lo que estamos pidiendo es un pago justo, una indemnización acorde, no estamos pidiendo que nos paguen el 100%, estamos pidiendo que nos den una indemnización para pagarle a choferes, mecánicos, tenemos personal que colaboran en las busetas y eso es lo que estamos pidiendo», dijo al medio RCP, Jorge Hidalgo, uno de los afectados.

El Gobierno anunció una indemnización del 45% para este sector.

La propuesta del MEP incluye una fórmula que determina un pago de hasta 45% del monto presupuestado por el MEP para cada mes, según la cantidad de días lectivos, mientras se mantenga suspendida la educación presencial.

El monto de la indemnización para cada ruta, queda sujeto a la presentación del reclamo y la demostración, con base en la documentación correspondiente por parte de cada transportista.

“Nuestro deber es resguardar los recursos públicos. Por eso, hemos aplicado los criterios técnicos y objetivos para afectar lo menos posible a los transportistas, y que al regresar a las aulas, el servicio no sufra ningún inconveniente”, dijo Steven González, viceministro Administrativo del MEP.

Esta propuesta, no fue aceptada por los transportistas quienes se lanzaron a la calle este martes en distintos puntos como la ruta Vuelta de Kopper-Chilamate, Río Cuarto y San Carlos.

Los afectados consideran que se trata de un monto insuficiente y demuestran esa disconformidad con una manifestación en las calles, tortuguismo.

“Un transportista que brinda servicio a un centro educativo con 200 estudiantes beneficiarios, con una tarifa de mil colones por estudiante durante 20 días, percibiría, dando el servicio, ¢4 millones, mientras que sin darlo, recibiría contra reclamo, presentando la documentación pertinente, ¢1.800.000, por concepto de indemnización”, ejemplificó González.

250 transportistas toman las calles dela Zona Norte durante la tarde de este martes a lo largo de la ruta 4.

Alegan que ese 45% corresponde a un porcentaje sobre los gastos en los que incurren y no en el total o el neto de lo que reciben.

La Policía de Tránsito y la Fuerza Pública mantienen operativos en la ruta para intervenir en caso de ser necesario.

Comentarios