Luego de 5 meses y 4 entregas de alimentos por parte del MEP, al fin ellos pudieron recibir la bolsa con las raciones. Foto: SCD

Este, fue un día diferente y bastante alegre para los padres de familia y 9 escolares de el centro educativo Las Crucitas.

Luego de 5 meses y 4 entregas de alimentos por parte del MEP, al fin ellos pudieron recibir la bolsa con las raciones.

Pese a ser una comunidad bastante vulnerable, no recibían los alimentos que entrega la institución cada mes por que, no tenían servicio de comedor y eso omitía un código para la entrega.

Este caso, fue denunciado por San Carlos Digital el pasado 22 de julio y desde entonces, las autoridades correspondientes se comprometieron a atender a esta población, de inmediato.

«Estamos todos felices, muy felices pero seguimos en la lucha para que nos abran el servicio de comedor, para que nos asignen una cocinera por que la escuela tiene comedor», dijo  María del Carmen Salvatierra, directora y maestra del centro unidocente.

Las ayudas llegaron por medio del código de otra escuela y es por eso que Salvatierra insiste en la necesidad de que PANEA les abra el servicio a ellos directamente y no depender de otros.

Anteriormente, esta escuela recibía el servicio de alimentos preparados, es decir una vecina les vendía la comida ya lista pero, desde inicios de este año quedaron sin esa posibilidad, debido a que nadie más quiso venderles y peor aún, con la llegada de la pandemia y la suspensión del curso lectivo, quedaron sin alimentos.

«Mi escuela no tiene código para alimentos, se lo quitaron. No hay presupuesto para alimentos en mi escuela y se lo quitaron por no haber nadie que quisiera vender los alimentos pero no es culpa de mis estudiantes y eso es una injusticia y si usted ve, la escuela de Crucitas aparece con cero colones de presupuesto para esto», añadió la docente.

Ella, continua las gestiones para asegurar que sus 9 estudiantes tengan acceso al servicio igual que todos los escolares del país.

Según el MEP, de momento y por urgencia, usar el código de otro centro educativo fue la solución más inmediata y mientras, no se resuelva la situación en PANEA, las entregas continúan con esta modalidad.

Ya este jueves, los padres de familia, todos de muy bajos recursos y con condiciones socioeconómicas bastante complicadas, recibieron las raciones para alimentar a sus hijos en casa.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios