Las celebraciones católicas de la Semana Santa no impedirán la venta de licor en San Carlos.

Un año más, la Municipalidad de San Carlos no aplicará la llamada Ley Seca.

La administración municipal busca no afectar al sector turismo del cantón, que aprovecha esta temporada de vacaciones de los empleados públicos y los feriados obligatorios en todo el país.

Walter Hernández, vocero municipal, explicó que la protección y apoyo a los empresarios turísticos es la prioridad en la decisión de la alcaldía.

«Se ha demostrado con algunos informes que cuando se aplica esta ley la gente lo que hace es llevar mucho licor a los hogares y se generan más problemas. Entonces nosotros de alguna manera tampoco queremos afectar el turismo y los restaurantes, que la gente pueda ir a tomarse una copita de vino en paz y sin provocar problemas», dijo Hernández.

La «Ley Seca» dejó de ser obligatoria en 2014 cuando cambió la ley de licores y desde entonces el ayuntamiento dejó de aplicarla.

La Semana Santa se celebra del 14 al 21 de abril.

Comentarios