Un accidente de tránsito dejó a Erick Araya, de solo 31 años, postrado en una silla de ruedas pero, la suerte le sonrió a este vecino de los Criques en Valle Azul, San Ramón. Cortesía

Un accidente de tránsito dejó a Erick Araya, de solo 31 años, postrado en una silla de ruedas pero, la suerte le sonrió a este vecino de los Criques en Valle Azul, San Ramón.

Gracias a la organización de vecinos de San Miguel de La Tigra, Araya recibió una donación por parte de Conelectricas. Fueron los vecinos quienes, por medio de una asociación hicieron la solicitud para beneficiar a este joven.

Se trata de una silla de ruedas valorada en ₡1.2 millones le permitirá mejorar su calidad de vida.

“Mi silla es un sueño hecho realidad porque me facilitará el traslado y quehacer de mis labores diarias, es muy cómoda. Actualmente tengo una verdulería que, con ayuda de la comunidad pudimos instalar y todos los días me traslado hacia ella para trabajar”, dijo este padre de tres hijos.

Geovanny Villalobos, presidente del Consejo de Administración de CONELECTRICAS R.L. hizo referencia a que este tipo de ayudas económicas desde el sector cooperativo siempre buscan el beneficio para las personas y las comunidades.

“Nos complace seguir llevando apoyo social a las poblaciones vecinas del Consorcio. Desde el Consejo nos llamó la atención que seis comunidades se organizaron para solicitar apoyo a uno de sus vecinos con una silla de ruedas eléctrica, lo que quiere decir que este joven es una persona muy querida y es lo que marca la diferencia entre las empresas cooperativas, porque nos importa el bienestar de las personas”, dijo.

Además, la Asociación de Desarrollo de Coopezamora, recibió millón y medio de colones que, serán utilizados en el mantenimiento de caminos y en el mejoramiento del paso de alcantarillas.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios