Un trágico momento vivió un pequeño de 12 años cuando quedó sepultado durante 40 minutos por una avalancha de nieve en un centro turístico en Bourg Saint-Maurice, Francia.

La policía de la ciudad informó que el niño estaba esquiando fuera de la pista cuando la nieve se desprendió de la montaña. La fuerza de la avalancha arrastró al joven por al menos 100 metros de distancia.

Los rescatistas llegaron a la escena por medio de un helicóptero y con ayuda de un perro rastreador encontraron al menor con vida sepultado bajo la nieve.

Las autoridades describieron la operación como “milagrosa” ya que indicaron que las posibilidades de supervivencia eran mínimas después de 15 minutos bajo la nieve.

Una de las razones por las cuales el menor sobrevivió es porque sus vías respiratorias no fueron bloqueadas por la nieve, indicaron los rescatistas.

Comentarios