En un acto loable, vecinos de Urbanización 2000 se organizaron para que estos adultos mayores no dejen de comer durante estos días de aislamiento. Cortesía
-Publicidad-

El Centro Diurno de Ciudad Quesada es el único hogar para 7 adultos mayores que no solo viven solos, sino que además es donde reciben su alimentación básica.

Tras el decreto de Gobierno, estas personas deben quedarse en casa, algo difícil para ellos pues además de dejar sus actividades lúdicas, académicas y sus compañeros, dejan desde su desayuno hasta el café de la tarde.

Por esto, en un acto loable, vecinos de Urbanización 2000 se organizaron para que estos adultos mayores no dejen de comer durante estos días de aislamiento.

Entre todos compraron comestibles para donar a estos adultos y que fueron entregados este domingo en sus casas.

«Se unieron los vecinos para llevarles el bocadito a estos beneficiarios del Centro Diurno que son los que más necesitan. Ellos son los que viven solitos, en un cuartito, no tienen familia o si tienen, la familia no los ve«, contó Armando Mora, Administrador del centro.

Los comestibles son suficientes para que estas personas en riesgo puedan sobrevivir por el tiempo que queda del aislamiento.

Comentarios